Imprimir

Ante todo decirte que he disfrutado mucho con su lectura, aunque pueda parecer un contrasentido dada la dureza del tema. Está muy bien construída y sus personajes perfectamente definidos, reales y creíbles.

Después de leer a Zacarías, su esencía ha impregnado el parque de Ribalta de tal forma que ya siempre lo veré con otros ojos. Ha dejado de ser un hermoso pero inanimado parque para cobrar la vida  de esos personajes que lo habitan, llenos de fuerza y verdad.

Enhorabuena Pedro, por una novela tan bien escrita como inolvidable. Un abrazo. Elena