banner web con resenyas

"Zacarías pasaba los ratos muertos en la plaza del Obelisco, y desde allí oteaba nubes y vientos, y les adivinaba las intenciones. Decía que aguardaba la primera tormenta de agosto, y en efecto, predijo su llegada con un día de antelación:
—Preparad los flotadores, mañana se nos viene encima."

Un trocito del capítulo XVII de Zacarías, que viene tan a cuento estos días (foto vía Algo se mueve en CS)

parque Ribalta inundado